martes, 1 de abril de 2014

FLORIANO Y LAS ELECCIONES EUROPEAS.


El PP sigue sin decidir quién será el que se enfrente a Elena Valenciano como cabeza de lista para las Elecciones Europeas, hasta el día de hoy, el Sr. Rajoy no ha designado a nadie para encabezar esas listas, sin embargo,  el vicesecretario de Organización y Electoral, Carlos Floriano, se ha limitado a manifestar este martes que el calendario electoral se lo permite. “Estamos todavía en plazo para hacerlo y lo vamos a hacer. En este momento no le puedo decir en qué momento”, ha señalado sin ofrecer más detalles sobre los tiempos ni las razones que justifican esta estrategia. El líder del PP, Mariano Rajoy, aún tiene tres semanas para nombrar al contrincante de Elena Valenciano, candidata del PSOE, y nadie sabe exactamente cuándo decidirá anunciarlo.
Nos parece que Rajoy ha estudiado detenidamente la situación y aunque tiene varias sendas por las que caminar, sabe que al final de ese camino se encontrará con el fracaso y la derrota electoral y no quiere  que llegue ese instante  tan amargo y lo coja sin argumentación para defender a su candidato.
¿Pero cuál es el motivo de esta estrategia que lleva a cabo el PP en estos momentos sin nombrar a sus elegidos? En público pocos lo admiten, pero en el PP están convencidos de que Valenciano se está desgastando al no saber a qué rival dirigirse. Y creen que cuando finalmente se conozca el nombre del candidato, todos los focos se centrarán en él.
Lo que está claro que el PP va a centrar  su campaña en cargar contra el principal partido de la oposición. Hoy lo han hecho en un vídeo, presentado por Floriano en la sede nacional en Génova, 13, que no ofrece propuestas ni mensajes positivos. Dos años y medios después de llegar a La Moncloa, el PP sigue centrándose en la herencia de los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero. Se presenta como el partido que ha sacado a España de la crisis y agita los fantasmas del pasado y la recesión para endosárselos al PSOE.
Según Floriano, es verdad que hay quienes tratan de ocultar ese cambio de tendencia producido en España pero son los mismos que produjeron la crisis hace unos años. Y ahora vamos a recuperar la economía de los españoles. El voto no puede poner en peligro ese cambio de tendencia”. Un voto que, de momento, no tiene cara ni nombre más allá de las siglas del PP.
Parece de risa que a estas alturas , el partido gobernante en España no sepa a quien enviar a Europa en unas elecciones que están a la vuelta de la esquina.







No hay comentarios: