sábado, 12 de abril de 2014

COBRAN POR VIVIR EN SUS CASAS.


Lo que ocurre en este país no pasa en otros lugares del Globo. En España la Cámara Baja tiene 350 diputados y reparte ayudas en concepto de "alojamiento y manutención", exentos de tributación, según la circunscripción a la que estén adscritos los parlamentarios. Para los que entraron en las listas electorales por Madrid, la ayuda es más modesta: 870 euros al mes. Este es el caso del propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; vicepresidenta, Soraya, y ocho ministros del Gobierno: lo cobran todos salvo José Manuel García Margallo, Luis de Guindos, Pedro Morenés y José Ignacio Wert.

Para los 314 diputados que fueron elegidos por una circunscripción distinta a la madrileña, la ayuda para pernoctar en Madrid los días de Pleno y Comisión asciende a 1.823 euros mensuales. Llama la atención un dato: 62 parlamentarios que fueron elegidos en circunscripciones distintas a Madrid poseen una o varias viviendas en propiedad en la capital. En concreto, son 34 diputados populares, 25 socialistas; uno de CiU; uno de Coalición Canaria y Toni Cantó, que dona esta dieta a una ONG, quienes, aun teniendo casa en propiedad en la capital, también reciben la dieta.

Cuando el actor Toni Cantó se convirtió en diputado electo de UPyD por Valencia. “Tengo casa en Madrid”, confesó tras lograr su escaño, “y sería un timo que cobrara las dietas que me corresponden por pernoctar en un hotel”.



En abril de 2013, la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo decidió inadmitir por unanimidad una querella presentada por la Asociación Democracia Real Ya (DRY), contra todos los diputados que cobran supuestamente de forma indebida estas dietas por alojamiento. En el auto, firmado el 28 de febrero del año pasado, el Supremo entendía que los hechos denunciados “no son constitutivos de ilícito penal alguno”, por lo que decidió archivar la querella.

Y después de leer que hasta el Presidente del Gobierno que vive en el palacio de la Moncloa además recibe 870 euros en concepto de "alojamiento y manutención". ¿Ustedes creen que este no es un país de locos?¿Cómo es posible que se le sigan pagando ese dinero de alojamientos a 62 parlamentarios que tienen su casa en Madrid mientras miles de familias pasan hambre?¿Dónde ha ido a parar las conciencias de estos políticos?¿Por qué el Tribunal Supremo archivó la querella?

Es una vergüenza que mientras la situación de los españoles es cada día mas precaria, existan políticos que se agarren de unas leyes injustas para ingresar en sus cuentas un dinero que no merecen y que creemos que están cometiendo un delito al aprovecharse de un dinero público que no van a emplear ni en un hotel ni en un apartamento ni en un piso alquilado, sino en su propiedad. Nos vuelve a la memoria las palabras del que hoy es embajador de España en el Reino Unido cuando decía: ¡ Manda huevos ¡.

















No hay comentarios: