domingo, 30 de marzo de 2014

VUELVE ARENAS A LA ARENA POLÍTICA.


Hace mucho tiempo que no sabemos nada de Javier Arenas “ El Campeón” Este buen andaluz se ha mantenido en segundo término para desde esa situación seguir dirigiendo los hilos de la política andaluza. Nunca ha estado alejado del poder, ya que él ha sido y es parte del poder del PP en Andalucía y estaría por asegurarles que hasta de España.

En todos los cenáculos políticos andaluces y también nacionales circula el rumor de que Arenas quiere volver a la primera línea del poder. Su siempre desmedida ambición le lleva a no resignarse con ser unos de los más altos dirigentes del PP nacional. El de Olvera quiere más, quiere tocar poder real, el del Gobierno. Puede que eche de menos sus tiempos de ministro y en esa labor se afana en estos momentos desde su huida de Andalucía. Precisamente son medios de comunicación marianistas los que le están echando una mano a la estrategia de Arenas alabando de él su experiencia para resolver problemas de partido, los retos que acosan en un futuro inmediato al PP y la necesidad de encumbrarlo no solo a un ministerio sino a una hipotética vicepresidencia que se crearía ex profeso para el “campeón”.

Para ello, además de su buena relación con Rajoy, de los secretos que esconde y las poderosas informaciones internas que siempre ha manejado, Javier Arenas cuenta con un aliado potente y que está dispuesto, de momento, a dar la vida por él. Se trata del Partido Popular andaluz. Arenas nunca ha dejado de mandar en el PP-A. Mandó, manda y seguirá mandando. Él lo montó a su imagen y semejanza, colocó hombres y mujeres fieles en todas las estructuras provinciales y ayuntamientos y por último, fue la mano que meció la cuna para que Juan Manuel Moreno Bonilla sea hoy el dirigente regional sobre el que recae la máxima responsabilidad del partido en Andalucía. Y ya se sabe lo que dice el dicho: los favores se pagan.

Arenas espera una crisis de gobierno, un cambio de ministros si Cañete se va a Europa. Sabe que llegará ese momento y mueve sus peones. La poderosa organización andaluza está presionando. Nos les vale con una más que quemada ministra andaluza como es Fátima Báñez. A Montoro no lo consideran de Jaén. Quieren al rostro andaluz del PP por antonomasia en la foto del Consejo de Ministros y esa fotografía no sería fiable sin la imagen del Arenas..

Mientras tanto, su mayor enemiga la Sra. De Cospedal no se resigna a perder esa batalla, resarcirse de la humillación de Sevilla y a que un Arenas con cartera de ministro y de vicesecretario general de Política Autonómica y Local le arruine su carrera política debilitado su cuestionado poder en Génova 13. Nadie duda de que el cataclismo que ha significado las negativa encuestas del EGOPA para el PP andaluz –que incluso manda a una tercera posición a los conservadores en Málaga por debajo de PSOE e IU-, es un arma que esgrimirá Cospedal. 

Sobre el caso Bárcenas, donde Arenas es la salsa de todos los perejiles, unos piensan que le reduce posibilidades en las quinielas ministeriales. Otros, en cambio, creen que ahí reside parte de su fortaleza pues en política muchas veces uno vale más por lo que se sabe y calla que por lo que dicen de él. Y de eso y de muchos más asuntos el “niño de Olvera” sabe tela, que diría el castizo. La ‘Operación Lince‘ ya está en marcha. El felino, familia del jaguar, acecha y espera el momento justo para lanzarse al cuello de su presa. Pero esto es solo el principio de una gran historia cuyo final desconocen hasta sus protagonistas.







No hay comentarios: