viernes, 21 de marzo de 2014

ULTRADERECHISTA Y XENOFOBO.



Desde hace un tiempo, en Europa, han proliferado los partidos de ultra derecha en países como Bégica, Holanda, Suiza, Italia, Francia o Grecia. Estos partidos han ido expandiéndose y ganando parcelas de poder hasta el punto de llegar a los Parlamentos donde han dado rienda suelta a su racismo y xenofobia.

En Holanda, el líder del Partido de La Libertad Geert Wilders un partido de ultra derecha que logró un gran resultado en las elecciones municipales del miércoles, y las encuestas sugieren que se convertirá en el mayor partido holandés en la asamblea europea en mayo alentó con gritos racistas contra los marroquíes durante un mitin electoral.

El miércoles por la noche en La Haya, Wilders preguntó a una multitud de simpatizantes: "¿Queréis más o menos marroquíes en esta ciudad?"

Ellos gritaron: "¡menos!, ¡menos!, ¡menos!".

Wilders sonrió y respondió: "Me encargaré de eso".

Wilders se ha radicalizado sobre los musulmanes desde las críticas a la militancia islamista a afirmar que las estadísticas mostraban que los marroquíes cometían un número de delitos desproporcionadamente mayor.

La campaña a las elecciones locales estuvo dominada por la retórica antimarroquí de Wilders. Pero las declaraciones del miércoles por la noche provocaron indignación y la Fiscalía dijo que había recibido más de 10 peticiones para que lo investigue por intolerancia.

Políticos y grupos de inmigrantes criticaron sus palabras, mientras el subdirector jefe de la cadena de televisión RTL escribió una carta abierta que decía a Wilders que debería avergonzarse.

La Asociación de Marroquíes Holandeses, que representa a unas 368.000 personas de origen marroquí que viven en Holanda, dijo el jueves que presentaría cargos por discriminación contra Wilder e instó a otros a seguir su ejemplo.

Wilders ha molestado a musulmanes y trabajadores inmigrantes del este de Europa en el pasado. Fue juzgado por delitos de odio y discriminación por decir que el Islam era una ideología fascista en 2007 y fue absuelto en junio de 2011.

Ahmed Charifi, presidente de la asociación, dijo que Wilder había cruzado un límite legal al centrar sus críticas contra un grupo específico de personas.

"Esto ha tenido un enorme impacto en la comunidad y espero que un juez lo vea. Cruzó una línea, y para ser honesto es un poco escalofriante", dijo.

"Recuerda a imágenes de un hombre en los años 30 con bigote frente a un micrófono", dijo Charifi, en referencia a Adolf Hitler.

El primer ministro, Mark Rutte, del Partido Liberal, dijo que el incidente "dejaba mal sabor de boca".

"Todas esas personas en el país que quieran hacer una contribución positiva, no me importa de donde vengan. Todo lo que importa es su futuro", dijo en la televisión holandesa.

Esperamos y deseamos que en España estos grupúsculos no ganen ni siquiera a las canícas, porque ya los españoles hemos vivido un pasado que tratamos de olvidar y que todavía tiene heridas abiertas como las extracciones de seres asesinado por personajes con la misma ideología ultraderechista como la del Wilder.













No hay comentarios: