sábado, 15 de marzo de 2014

SI DAS TU OPINIÓN TE CESAN.


En una entrevista aparecida el pasado domingo en las páginas del periódicoEl Faro de Ceuta. Y con titular bastante llamativo: “Detrás de las avalanchas es imposible que haya mafias”.Se expresaba de esa manera el hasta ayer jefe de la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional, Ramón Caudevilla. Lleva 16 años en la ciudad autónoma y apenas dos meses como responsable máximo de la unidad. En la charla explicaba profusamente sus teorías sobre cómo intentan a diario los 700 agentes españoles y marroquíes destinados en la zona controlar a los miles de inmigrantes que se aproximan a diario a las vallas de una ciudad que él calificó como “la trinchera de Europa”.

Pero el problema para Caudevilla llegó cuando la periodista le preguntó si creía, ahora que se habla tanto de mafias, que detrás de esas avalanchas existe realmente un pago, un control de grupos organizados. El policía contestó: “Yo creo que no, es más un movimiento impulsivo de los inmigrantes. Vamos a ver, si entendemos como mafia un grupo organizado, es imposible que exista un grupo organizado que pueda manejar tantas nacionalidades y dentro de cada nacionalidad cada tribu. Es imposible. Estos movimientos obedecen a una unión, a un vamos a ponernos de acuerdo para hacer esto para ver si nos sale bien…, nada más”. 

Sostiene que los tiempos de espera de los inmigrantes en los montes de Marruecos se han acortado precisamente porque ahora han descubierto con las avalanchas que pueden ser una fórmula para dejar el lugar más rápido: “Han visto que los intentos de entrar en Ceuta y Melilla a nivel masivo son una solución y en vez de estar meses y meses en Marruecos esperando una oportunidad, optan por entrar a las bravas”.

Pues estas declaraciones han servido para que el Ministerio del Interior le destituyó este viernes de su puesto actual de jefe de la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional en Ceuta, Ramón Caudevilla, por rebatír fundamentalmente la tesis del ministro de ese departamento, Jorge Fernández, sobre que la culpa de las actuales avalanchas de inmigrantes se debe a las mafias organizadas. El policía, que lleva 16 años destinado en inmigración en Ceuta y es considerado un gran experto, fue llamado a Madrid por parte del director adjunto Operativo de la Policía, Eugenio Pino, el número dos del cuerpo, para comunicarle que se le abría un expediente. Fuentes de Interior destacaron que los policías no pueden conceder entrevistas sin consentimiento del mando y rechazaron por “inverosímil” la tesis de que las mafias no tengan nada que ver con la irrupción de miles de irregulares de manera organizada frente a las vallas de Ceuta y Melilla.

Al Sr. Fernández Díaz no se le puede poner en duda sus opiniones porque él está dotado de la verdad absoluta y los que no piensan como él, se les destituye y se les envía a una oficina donde se canse de leer denuncias y de rellenar papeles. A un ministro nunca se le puede llevar la contraria y menos a un hombre cuya vida está consagrada a la oración y al bienestar de sus paisanos.




No hay comentarios: