sábado, 29 de marzo de 2014

REGALOS DEL CABILDO DE GRAN CANARIA


Existen decisiones del Cabildo de Gran Canaria con la que no solo no estamos de acuerdo, sino que consideramos que no es el momento para hacer un gasto en unas instalaciones que aunque pertenezcan al patrimonio del cabildo han sido cedidas a una entidad privada como la Unión Deportiva Las Palmas.

El estadio de Gran Canaria, construido con dinero público, se creó con dos objetivos: Potenciar el fútbol y principalmente a la Unión Deportiva Las Palmas y en segundo lugar, disponer de unas instalaciones o pistas de atletismo que sirvieran para el entrenamiento de miles de atletas que carecían de pistas.

En teoría, la idea era muy buena, pero el Cabildo cedió durante bastantes años las instalaciones a la Unión Deportiva Las Palmas y allí se terminó el proyecto. Nunca se han utilizado las pistas por la Federación de Atletismo y el estadio está dedicado solamente a los partidos que juega el equipo canario. No se permite el uso de esas instalaciones a ningún equipo de la capital ni de la región.

Pero como las pistas alejan al público de sus ídolos en el campo, desde hace tiempo, los dirigentes del equipo canario con su presidente al frente el Sr. Miguel Ángel Ramírez quieren que se construyan unas gradas que acerquen a los aficionados al campo de juego como cuando jugaban en el Estadio Insular.

Pues bien, el Cabildo de Gran Canaria aprobó en su sesión de ayer los dos proyectos que iniciarán en los próximos meses en el Estadio de Gran Canaria: el gasto para acercar las gradas al césped y, por otro lado, el acondicionamiento del parquin de tierra de la Plaza Sur.

La corporación insular cifra en unos 3,7 millones de euros el coste para acercar las gradas al césped del Estadio de Gran Canaria, una obra que se acometerá en diferentes fases. El Cabildo ha destinado un millón de euros en el presupuesto del año 2014 para ejecutar el plan.

En los laterales y en el fondo de la Grada Naciente se reducirá la distancia de 22 metros hasta ocho o nueve. Mientras, la Grada Curva, que actualmente se encuentra a 44 metros del césped, estará a 22 metros de distancia.

Lucas Bravo de Laguna, consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, ha admitido en varias ocasiones que el Estadio situado en Siete Palmas es una "grandísima instalación, pero es fría y antipática para el fútbol, que es su principal inquilino". De esta forma se cumplirá una de las principales peticiones de los aficionados de la UD Las Palmas, que es la de sentirse más cerca del campo y de los jugadores.

Por otra parte, ayer también se aprobó el proyecto para acondicionar el parquin de tierra de la Plaza Sur del Estadio de Gran Canaria. La zona, que ocupa el lugar entre la Grada Curva y las instalaciones de El Corte Inglés y el sector que va del Centro Comercial Siete Palmas hasta el Cementerio de San Lázaro, contará con una serie de plazas de aparcamientos y de canchas deportivas.

En la actualidad, esa parcela -sin asfaltar- se emplea durante los partidos de la Unión Deportiva Las Palmas como la zona principal para que los aficionados estacionen sus automóviles.

Como pueden ver, nuestro Cabildo y sus dirigentes – padre e hijo- emplean el dinero público en unas obras cuyo servicio a los aficionados es relativo puesto que su acceso al Estadio está condicionado con un gasto personal con la compra de la entrada correspondiente.

No consideramos que deba ser el Cabildo el que se gaste esos 3,7 millones para que una entidad privada se lucre con su disfrute.

Lo normal hubiera sido que la Unión Deportiva Las Palmas solicitara la ejecución de las obras, el cabildo las autorizara y los gastos corrieran por cuenta del Club, por eso no entendemos ese regalo que hace nuestro Cabildo del dinero de todos los grancanarios.



No hay comentarios: