lunes, 17 de marzo de 2014

LAS EMBARAZADAS……… A LA CALLE.



La Consejería que dirige Marcial Marín, hombre de confianza de la también secretaria general del PP, considera a las futuras madres como profesionales no idóneas al “no poseer la capacidad funcional para ejercer la labor docente”. 

Esta situación ha sido dada a conocer por la diputada regional del PP castellano-manchego, Blanca Fernández, que ha denunciado casos de trabajadoras interinas de la Consejería de Educación a las que se está despidiendo después de que se les dé la baja médica por considerar los ginecólogos sus embarazos de alto riesgo. Hecho que ha calificado de “indecente e impresentable” y ha anticipado que los socialistas van a pedir al Gobierno de Cospedal que explique por qué se están dando estos procesos.

A juicio de Blanca Fernández, “no es de recibo que se sigan dando este tipo de situaciones después de que Cospedal haya situado a Castilla-La Mancha como la comunidad en la que más se ha recortado en educación, haber despedido a más de 6.000 profesores, suprimido becas, ayudas a la compra de material escolar y de libros, de comedor y transporte escolar”.

La representante del STE-CLM, Matilde Castilla, reconocía a esta redacción que hay un segundo caso de otra profesora con idéntica situación, en la actualidad en proceso de recurso administrativo. El sindicato considera que “la Administración se extralimita en sus competencias y discrimina a esta profesora, porque le está negando el derecho que tiene cualquier trabajador o trabajadora a ponerse enfermo”, añade, “estar embarazada y padecer una incapacidad temporal relacionada con su embarazo no es un motivo para arrebatarle el puesto de trabajo”.

Hasta el sindicato CSI-F, también denunció en su momento el despido de una trabajadora embarazada del servicio de limpieza de la Consejería de Educación, como no podía ser de otra forma. Última ginefobia que le ha costado recientemente a Cospedal una sentencia a favor de la denunciante, que deberá ser admitida y compensada por tamaña arbitrariedad. El tribunal entiende que el Gobierno de María Dolores Cospedal vulneró el artículo 55 del Estatuto de los Trabajadores y recuerda que las trabajadoras embarazadas no están obligadas a comunicar su situación puesto que la maternidad pertenece al ámbito más íntimo de la persona. 

De manera que mientras el Ministro Gallardón nos quiere meter una Ley sobre el Aborto que en cierto modo defiende a la familia y a las madres para que no aborten, apoyando los criterios de la Iglesia y sus obispos, en una de las comunidades que además dirige la Secretaria General de su partido, en cuanto una mujer queda embarazada, la mandan a la calle y la dejan sin empleo. ¿Qué tiene que decir el ministro de Justicia sobre esta situación tan injusta? ¿Dónde están esas medidas de ayudas a las mujeres embarazadas?

Todo esto nos demuestra que el PP sigue la ruta del engaño en todo lo que  presentan a los españoles y que ya no están dispuestos a seguir escuchándoles. 





No hay comentarios: